Al considerar que la administración de los Centros de Desarrollo Infantil (Cendis) “Tierra y Libertad” es utilizada como un “proyecto político” del Partido del Trabajo (PT) y “negocio personal” de Joel Padilla y de la coordinadora estatal de las citadas instituciones educativas, Evangelina Bustamante, el diputado electo del PRD, Francisco Rodríguez alzó la voz para exigir una auditoría especial del Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización del Gobierno (Osafig)a los recursos que maneja.

En entrevista, acusó: “Le han servido a Joel Padilla Peña y compañía para una proyección política y para un negocio personal, porque los Cendis es parte de lo que él promueve; si lográramos rescatar uno de sus volantes -de campaña- lo veríamos difundiéndolos”.

Rodriguez exaltó que esos centros deben ser ya administrados por la Secretaría de Educación Pública (SEP) y no por una organización dependiente de un partido político. Expuso que ese “negocio” ha crecido ante la “complacencia“ de gente de la propia secretaría de educación.

El diputado electo refirió que el proyecto original de los Cendis es “muy noble” y atiende todas las necesidades de desarrollo intelectual y nutrimental de los niños, al tiempo que ayuda a las madres trabajadoras cuidando a sus hijos de 7 de la mañana a 3 de la tarde. Sin embargo, cuestionó a la persona que se encuentra al frente de estos centros “Tierra y Libertad”, Evangelina Bustamante.

Dijo que se trata de la esposa de Joel Padilla, de quien afirma que “ni siquiera tiene los estudios profesionales para estar conduciendo una institución de esta naturaleza”. Aseguró que apenas está cursando estudios en el Instituto José Martí, también propiedad del PT.

“Es un negocio personal porque de ahí viven y como una muestra clara está que su esposa es la coordinadora general. Habría que revisar cuánto gana”, insistió el diputado de izquierda.

Esas declaraciones de Rodríguez tienen lugar después de que circulara una carta en que la trabajadora María Luisa Escobar Aguilar denunciara que los operadores de los Cendis “viven como ricos”, mientras aumentan las cuotas a los padres y no han pagado el sueldo a las 500 colaboradoras durante cuatro quincenas.

Así, el legislador perredista hizo patente su respaldo a la trabajadora que también esclarece otras prácticas que difieren del proyecto educativo y que afectan a padres de familia. Asimismo, Rodríguez García pidió que se proteja y respeten las garantías laborales de María Luisa Escobar Aguilar.

Asumió, finalmente, el compromiso de llevar ese problema a la tribuna del Congreso del Estado, en cuanto asuma el cargo en la 57 Legislatura, a partir del 1 de octubre.

Con información de @Luis_tadeo