Hace tres años Patricia no había pintado nada en su vida. Bueno, algunos trazos sin ninguna seriedad. Hoy, esta terapeuta ha montado un exposición pictórica en el corazón de la capital colimense compuesta por trece cuadros que reflejan el resultado de algo de lo que más disfruta: observar los árboles y la naturaleza colimense.

“De la raíz al vuelo”, de Patricia Ochoa Gutiérrez se expone desde el pasado viernes 31 de marzo hasta el próximo miércoles 12 de abril, en la Galería Casa del Catrín, en el centro de Colima (Manuel Álvarez 40, junto a Telmex, lugar que está abierto de lunes a sábado de 11 a 14 y de 16 a 19 horas).

Pero regresamos a la historia: Patricia hace tres años no sabía pintar, o no sabía que sabía. Y no fue hasta que los pintores Gil Garea y Soledad Tafolla la invitaron a participar en un taller donde comenzó a darse cuenta que tenía cierta habilidad.

Y aquí conectó con algo muy relacionado con su profesión de psicoterapeuta: el observar.

“Me gusta observar al ser humano. Las pinceladas que doy las comparo con la pregunta acertada que tengo que hacer, la pregunta que puede hacer una revelación que puede hacer a la persona llegar a un lugar mejor (…) es como esta observación que me mete a algún lugar donde tengo que revelar algo”, compartió en entrevista con RadioLevy.

Y comenzó a pintar una parota de su jardín y siguió con algunos otros árboles típicos en los alrededores de su hogar en Comala, donde vive desde hace año. Este esfuerzo pictórico también despertó un interés por emprender una investigación para comprender muchos de estos árboles colimenses, así como las aves y demás fauna que en ellos viven.

“Creo que cuando hago terapia empezamos desde la raíz, haciendo preguntas, escarbando la historia, dónde estás plantado, sembrado. Cuáles fueron las primeras influencias de la infancia, de dónde se nutren esos primeros años.

“El vuelo lo uní con las aves que tienen mucho simbolismo con la libertad. Así es la psicoterapia, hay que buscar las raíces en dónde se pierde la objetividad, en dónde empezamos a hacer cosas en contra de nosotros mismos buscando esa libertad que nos lleva a otras áreas de más conflicto”, señaló.

Además de motivar a muchas personas que nunca han pintado o explorado alguna expresión artística a que lo hagan sin importar su edad, Patricia espera que también despierte el interés para proteger no sólo los árboles, sino todo el entorno natural en nuestra verde Colima.

Puedes escuchar la entrevista completa aquí: