El presidente Enrique Peña Nieto salió el mediodía de este domingo del hospital Central Militar donde fue operado el viernes para extirparle la vesícula biliar.

“Me siento muy bien, tanto física como anímicamente, evidentemente con las molestias posoperatorias naturales de toda intervención quirúrgica”, dijo Peña Nieto al salir del hospital en una breve conferencia con medios de comunicación.

El mandatario dijo que seguirá las recomendaciones dadas por sus médicos, entre ellas no hacer esfuerzos algunos días, ni realizar ejercicio hasta dentro de tres o cuatro semanas, pero señaló que podrá volver a sus actividades regulares.

“Las actividades programadas para esta semana no habrán de tener ninguna alteración, se va a mantener la agenda como estaba originalmente prevista”, informó.

El próximo lunes se tiene programada la recepción oficial a los Reyes de España, quienes realizan una visita de Estado por tres días al País, además participará en la reunión de la Alianza del Pacífico que se realizará este 3 de julio en Perú.

Peña Nieto agradeció a quienes les expresaron su apoyo y solidaridad para su pronta recuperación.

Ésta no es la primera vez que el mandatario pasa por una operación. El 31 de julio de 2013 le retiraron un nódulo tiroideo que resultó benigno y no dañó las cuerdas vocales del mandatario. No fue de emergencia, como en esta ocasión, sino que se trató de una intervención programada.

 

Con información de CNN México