Durante la comparecencia del titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado, José Guadalupe Franco Escobar, este lunes (6) en el Congreso del Estado con motivo del Segundo Informe de gobierno de Ignacio Peralta, los diputados coincidieron en cuestionar sobre los avances de las investigaciones por los asesinatos del alcalde de Ixtlahuacán, Crispín Gutiérrez, del director de la Capdam, Daniel Cortés, y del delegado de Sedatu, Jaime Vázquez Montes.

Aunque también hubo quien cuestionó sobre el avance de la investigación que se lleva en esa dependencia por las denuncias presentadas por el Congreso del Estado y el Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (Osafig) contra el exgobernador Mario Anguiano Moreno por presuntas irregularidades en el manejo de recursos públicos durante su administración, así como las investigaciones del atentado contra el exgobernador Fernando Moreno Peña, y el asesinato del exmandatario estatal Silverio Cavazos.

Al dar respuesta a los cuestionamientos, Franco Escobar explicó que en el caso de Daniel Cortés se tienen identificadas a dos personas que participaron en el evento, de las cuales una fue asesinada y que en el otro caso están trabajando en la identificación plena para judicializar el asunto.

En cuanto al asesinato del delegado de la Sedatu, mencionó que la hipótesis más fuerte que se tiene es que pudo haber sido confundido con algún agente judicial debido a que el vehículo que conducía al momento del ataque era muy similar a los usados por estos agentes, y recordó que en los dos últimos años han sido ultimados cinco integrantes de esta dependencia y que además en las investigación no se habían encontrado motivos que lo hayan vinculado con alguna actividad que motivara su asesinato.

Lee: 3 funcionarios colimenses asesinados en 15 meses

Mientras que sobre las de las tres denuncias contra Anguiano Moreno y algunos de sus exfuncionarios, recordó que dos fueron turnadas al la Procuraduría General de la República (PGR) y que la única que quedó en la institución a su cargo se lleva entre un 70 y un 80 de avance en la investigación.

En el homicidio del alcalde, precisó que en el caso de las dos personas detenidas, fueron presentadas las actuaciones ante el juez de control y se pudo acreditar la flagrancia en la detención, además de que se logró la vinculación a proceso y dijo que lo que sigue es la investigación complementaria, establecida en el Código Nacional de Procedimientos Penales.

“Se nos concedió por parte de la autoridad judicial, en este caso por el juez de control respectivo, un plazo de seis meses para continuar el fortalecimiento de nuestra investigación”, mencionó Franco Ecobar al resaltar los avances de esa investigación, pero también mencionó que la PGR está investigando el temas de las armas utilizadas en ese hecho.

“En cuanto a la detención de estos sujetos, comentarles que también traen antecedentes en otro estado de la República derivados precisamente de delitos similares”, añadió el procurador, quien evitó dar detalles sobre el tercer participante en la ejecución y de quien no se logró su detención el día de los acontecimientos.

Por lo que corresponde al asesinato del exgobernador Silverio Cavazos, resaltó que desde que era delegado de la PGR en la entidad ya se había integrado la investigación y añadió que hasta el momento se han emitido nueve órdenes de aprehensión, de las cuales ya se tenían algunas personas detenidas que estaban en la etapa de procedimiento ante el juez respectivo.

“Así es de que por lo que respecta a la investigación propiamente dicha de quienes participaron en el evento, ya la Procuraduría no está investigando (…) ya quedó ahí establecido nuestra investigación, ya se llevó ante los tribunales y es ante los tribunales donde se está persiguiendo el tema de las personas que han sido detenidas”, puntualizó.

Sobre el atentado contra el exgobernador Fernando Moreno Peña, indicó que hay una orden de aprehensión pendiente en contra de los sujetos que participaron en el hecho, quienes son originarios de Sinaloa y quienes, recordó, habían sido detenidos previamente por la portación de arma de fuego, pero que lograron salir libres.