Irma Gaitán, presidenta de los Tianguistas Unidos y Comerciantes Ambulantes de Colima y coordinadora de la Comisión Nacional de Agrupaciones Productivas y de Servicio, pide que su sector sea tomado en cuenta por el Ayuntamiento de Colima antes de que sea modificado el Reglamento de Comercio en Vía Pública, como asegura que adelantó el alcalde Héctor Insúa.

De acuerdo a Gaitán con cada administración que ha llegado al municipio se han dado una serie de acuerdos que se han venido respetando independientemente del partido que se trate, porque “hasta el momento han sido funcionales” y temen que en esta ocasión no sea así, por lo que pidieron tanto a los integrantes del cabildo municipal, pero principalmente a los del PRI, que los escuchen.

“Si lo van a reformar que sea para bien, que conozcan del tema, porque muchas veces no somos tomados en cuenta y nada más aparecen leyes que en lugar de ayudar perjudican a los comerciantes (…) Hay mucho trabajo por hacer, sí es cierto, en tianguis, en mercados, hay muchas cosas que se podrían habilitar y reformar, pero en beneficio”, añadió.

Expuso que actualmente las agrupaciones que están legalmente conformadas firman los acuerdos con las autoridades y llevan una disciplina y orden al interior con sus agremiados, de dónde establecerse y dónde no o sobre los horarios, entre otras reglas que deben de cumplir y considera que de no continuar de esa manera se podría llegar a tener desorganización en ese aspecto.

—¿Quieren seguir teniendo el control de a quiénes se les asigna un espacio?

“No precisamente, hay varias partes que apenas están en discusión, una de ellas es eso, que se respeten los acuerdos entre asociaciones (…) por ejemplo si tienes dos meses o un año que no te has presentado a trabajar, justo es que el lugar lo ocupe alguien que va constantemente y que después de cuatro faltas (…) como en cualquier trabajo se te recoge el derecho”, indicó la líder que dijo representar a más de 2 mil 500 comerciantes únicamente en el municipio de Colima.

Mencionó además que en lo que han investigado sobre las modificaciones que se le pretenden hacer al referido reglamento, han encontrado que el municipio busca poder cambiar de sitio los tianguis sin necesidad de que dicho cambio tenga que estar sujeto a una negociación con las organizaciones de comerciantes, sino que sea una decisión unilateral de la autoridad municipal.

“Hay una partecita que dice que el cambio del tianguis (…) puede cambiarlo y no es vinculante a una negociación (…) aprobando esto quedaría que la autoridad en turno te puede decir ‘ah es que a mí no me gusta que estén aquí, mañana se van para allá’, sin ser tomados en cuenta, eso es a lo que voy, que si hasta ahorita han sido funcionales algunos acuerdos, okey, que se reglamenten, pero tal cual, no tratando de dañar”, señaló.

Por su parte, el regidor priista Óscar Valdovinos adelantó que ante ese tema, la postura de él y de sus demás compañeros regidores de ese mismo partido al interior del cabildo será la de fortalecer la figura de las organizaciones con la finalidad de mejorar el entorno de los tianguis y mercados.

“Porque dejar a discrecionalidad, de acuerdos parciales o de acuerdos políticos para el control y el manejo de los espacios en tianguis, mercados y en vía pública, pues permite esa discrecionalidad, la opinión de las uniones de los comerciantes (…) si la opinión de las uniones de comerciantes no es vinculante para ningún tema finalmente pues no tendría razón el tener las organizaciones si al final la autoridad podrá actuar de manera unilateral”, comentó.