Los usuarios del sistema de transporte público colectivo de la zona metropolitana Colima-Villa de Álvarez exigen que con el aumento de 2 pesos a la tarifa, de 6 a 8 pesos, que entró en vigor este lunes (13), al menos se mejoren las unidades y el servicio que prestan los choferes de los camiones.

En un sondeo realizado por RadioLevy, de diez participantes, únicamente dos no consideraron caro el actual costo del pasaje, pero el resto sí lo calificaron como muy elevado, excesivo y hasta injusto por la afectación que tendrá en su economía, aunque ninguno de ellos recordó que el último incremento que se le dio a ese servicio fue en noviembre de 2012.

“Está mal para los estudiantes que no somos de aquí; nos afecta mucho”, dijo Daniela Zúñiga, quien exigió que si van a dejar ese precio, por lo menos se mejore el estado de las unidades y el servicio que prestan los choferes por la forma en la que manejan.

Otra que dijo esperar que se mejore el servicio tras el incremento fue Cony Romero, quien reconoció que si bien era necesario ese aumento, consideró que este debió de ser de entre 50 centavos y 1 peso, pues está convencida que esos dos pesos sí afectarán la economía de los colimenses porque todo lo demás también está subiendo, menos los salarios.

“Tal vez pudiera ser que sí es necesario que si se le aumentara, pero sinceramente todo lo que perjudica a nosotros los usuarios, sinceramente sí es un duro golpe para la sociedad, para nosotros que somos los usuarios porque está aumentando todo y no aumentan los salarios (…) y cada día las cosas están de mal en peor”, se quejó.

A otra que le parece caro este nuevo precio es Sandra Zúñiga, quien dijo que ante este incremento ya no podrá salir tanto, debido a que no sólo tiene que pagar su pasaje, sino también el de sus dos hijos que ya tienen que pagar, por lo que pide que al menos se mejoren las unidades, que los choferes cambien su actitud, pues señala que cuando van rápido “casi no se paran” a recoger pasaje o “son muy corajudos”.

“No me parece bien porque a las personas que económicamente no estamos bien, pues no nos parece bien eso, porque a veces tenemos que ir lejos y nos tenemos que ir mejor caminando porque a veces no alcanza lo que uno trae, como ahorita yo voy hasta la casa hogar a lleva estos niños y me tengo ir caminando porque no tengo para todos”, señaló Josefina Leal.

Aunque también consideró que con un solo peso que le hubieran aumentado al precio era suficiente, pero que ante esta decisión esperaría no solo la mejora en las unidades, sino también en la manera en que manejan los conductores, pues dijo que hay veces que las personas apenas se han subido o se están bajando y “le dan el arrancón”, lo que genera que las personas se caigan, por ello pide “que trataran bien a las personas”.

“No pues me parece injusto, la verdad porque si sube todo menos los sueldos de los ciudadanos, (estoy) súper inconforme y no me parece (…) ¿Cómo puede ser posible que incrementen el transporte público sabiendo que no aumentan los salarios? (…) Me imagino que todos los ciudadanos eso esperamos, que se mejore el servicio que los conductores sean más amables con las personas que utilizan el servicio y que sí mejoren las unidades”, expuso María Silvia Guardado.

A María Mercedes Díaz también le parece muy elevado ese precio, sobre todo porque resaltó que actualmente además de no haber casi trabajo, los precios de todo se están elevando y no así los montos de los salarios, por lo que dijo en desacuerdo con ese incremento del transporte público.

“Sí espero que se mejoren (las unidades), porque lo que están cobrando no da, entonces yo siento que no es justo, no se puede estar cobrando así porque es muy elevado y no hay muchas opciones (…) Que el servicio estuviera más o menos, que mejorara un poco más, que pasen constantemente porque a veces está uno en espera mucho rato (…) ya que suben el precio pues que mejoren los servicios para poder cobrar ese pasaje porque es muy elevado”, insistió

Rosa Carrillo fue una de las personas que no le parece caro el costo por este servicio público, pero sí reconoció que esto afectará a muchos colimenses, sabe que a pesar de ello tienen que usar ese medio de transporte para trasladarse; aunque sí espera “que se hagan mejor las cosas y que den buen servicio porque a veces no se quieren ni parar”.

A otra que no le parece cara la tarifa es Ana Citlali Rivera, pero se dijo consciente de que hay muchas personas que no alcanzarán a cubrir el monto que se les incrementó, además de les cuesta más trabajo conseguir dinero.

“Esperemos y sí (mejoren las unidades) porque la verdad están muy desgastaditas ya (…) En algunas ocasiones las personas que van conduciendo son muy groseras con uno, que mejoren su actitud que tengan un mejor servicio”, sugirió.

En su caso, Juan Aguilar Carmona consideró que para poder cubrir este incremento se “debería aumentar el salario a los trabajadores” y aunque reconoció que “ya tenía buen rato” que no lo incrementaban, dice que “ese no es pretexto para que pongan un precio más alto”.

Mencionó que ante este incremento es necesario que mejoren las unidades para que valga la pena pagar los ocho pesos, pero sobre todo sugiere que “el problema son los choferes”, que “son groseros y déspotas a veces”.

“Muy fuerte, muy pesado, porque la verdad habemos (sic) muchas familias de escasos recursos y como en mi caso yo tengo uno en el bachillerato y otro en la secundaria, y pues estamos lejos y tenemos que pagar, la verdad le subieron mucho (…) A lo mejor por la economía yo estoy de acuerdo en que lo hayan subido, pero siempre y cuando también haya carros buenos, porque hay cada unidad que no están muy bien”, refirió María Eugenia Mejía.

Y aunque por un lado reconoció que hay algunos choferes que son “muy buena gente”, porque esperan que las personas mayores se bajen o se suban a las unidades, también pide que todos fueran así para que traten bien tanto a los adultos mayores como a los niños que usan ese transporte.

Este lunes, la titular de la Secretaría de Movilidad (Semov), Gisela Méndez, explicó que tras el aumento de 2 pesos al transporte público colectivo, los concesionarios tendrán dos meses de plazo para mejorar sus unidades.