La incidencia del consumo de drogas ilegales en el estado de Colima pasó del 2.4% en 2008 al 12% en 2016 entre la población de 12 a 65 años, lo que representa un aumento del 400%, según las cifras de la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco (Encodat) de 2016.

Esto ubica a Colima como la entidad con mayor crecimiento en el referido periodo, por encima de Coahuila (248.4%), Chiapas (241.2%), Veracruz (214.8%) y Tlaxcala (209.1%), quienes contemplan el top 5.

En ese mismo rubro, Jalisco aparece en el sexto sitio, con un crecimiento de la incidencia del 206%, mientras que el otro estado vecino, Michoacán, registró un aumento del 109%.

Por otra parte, en la más reciente publicación de este estudio, Colima se encuentra entre las cinco entidades con mayor uso acumulado de marihuana, cocaína y estimulantes del tipo anfetamínico.

Según se detalla, la incidencia acumulada de consumo de marihuana en Colima durante 2016 alcanzó el 10.8%, el quinto mayor porcentaje del país, por debajo solamente de Quintana Roo (13.8%), Jalisco (12.2%), Nayarit (10.9%) y Querétaro (10.3%).

Sin embargo, Colima registró la mayor variación en el consumo de esta droga, al pasar del 1.7% en 2008 al 10.8% en 2016, es decir, 9.1 puntos porcentuales, que lo ubican por delante de Jalisco, que registra un alza del 8.1% en este mismo periodo.

En lo referente al porcentaje de consumo de cocaína en el estado, también es el quinto mayor de todo el país. El listado lo encabeza Jalisco, con el 6.9%, seguido de Chihuahua (6.1%), Quintana Roo (5.8%) Nayarit (5.7%) y Colima (4.9%).

Según los datos de la Encodat 2016, la incidencia acumulada del uso de cocaína en el estado pasó del 1.5% al 4.9% en ocho años, la segunda más alta del país, detrás de Jalisco, que del 1.9% en 2008 pasó al 6.9% en 2016.

En cuanto al uso de anfetaminas, Colima tiene una variación del 2.1%, la mayor del país, además de ser el segundo estado con mayor incidencia en el uso de estas sustancias con el 2.4%. Por delante se ubica únicamente Baja California, que reporta una incidencia del 3.1%.

A nivel nacional, los resultados de la Encodat 2016 muestran un incremento en el consumo de marihuana, tanto en hombres como en mujeres, principalmente los adolescentes, y estabilidad en el consumo de cocaína.

“Los datos advierten la necesidad de reforzar las acciones desarrolladas para reducir la demanda de drogas, así como la urgencia de ampliar la política de prevención y tratamiento, y dirigir más acciones hacia la población adulta joven”, menciona el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), en los resultados del estudio.