Además de cuidar el cuerpo con autoexploración y buena alimentación, un fiel combatiente del cáncer de mama es algo tan simple como caminar, de acuerdo con un estudio publicado en la revista científica Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention.

El informe indica que las personas posmenopáusicas activas o que caminaban durante al menos siete horas semanales mostraron menor riesgo de padecer cáncer de mama.

Las mujeres que participaban en una hora de actividad física vigorosa cada día tenían 25% menor probabilidad de padecer cáncer de mama, mientras que quienes caminaban durante al menos siete horas semanales tuvieron un riesgo 14% menor. Este estudio fue realizado a 73,615 mujeres posmenopáusicas.

Saber que caminar podría combatir este mal da más esperanzas en México, ya que en el país la tasa de muerte más alta en hospitales es por cáncer de mama, principalmente entre las mujeres de 50 a 64 años de edad.

Con información de CNN Expansión