De acuerdo con información de la Policía Federal (PF), un autobús con más de treinta pasajeros a bordo, terminó en el fondo de una cuneta en la carretera que va de Guadalajara a la Ciudad de México. Por el accidente solamente resultó herida una persona con posible fractura en brazo y costillas.

Los primeros reportes apuntan a que el incidente pudo darse porque el sueño venció al conductor y no pudo controlar la unidad con placas de circulación 615HW5 y número económico 6381 (no se da a conocer la línea). Los pasajeros se sorprendieron luego de que el vehículo en que el iban se precipitó en un canal que divide los carriles de la autopista en mención.

De acuerdo con la información de la PF, el camión había salido de Manzanillo y se dirigía a la Ciudad de México, cuando justo a la altura del kilometro 259 el chofer se quedó dormido y salió de la carretera. Los ocupantes salieron por la ventana frontal del transporte y de inmediato solicitaron ayuda vía teléfono celular.

Al lugar acudieron paramédicos del sistema de protección civil de Tarímbaro, quienes valoraron a los accidentados y determinaron trasladar a uno de ellos al hospital porque presentaba una posible fractura en el brazo y costillas.

La PF también informó que las personas que quedaron varadas tras el accidente fueron acomodadas en diversas unidades de la misma empresa que pasaban por el lugar. Finalmente la pesada unidad fue removida alrededor de las 6:00 con ayuda de grúas y trasladada al corralón oficial.