Este 22 de agosto, Día del Bombero, el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Manzanillo dio a conocer la adquisición de un camión motobomba usado y unas “quijadas de la vida”, herramienta de rescate que se usa para extraer personas de autos siniestrados.

El presidente del patronato, Guillermo Gómez, dijo que el camión Spartan modelo 1991 costó 200 mil pesos, en tanto que las “quijadas de la vida” costaron 170 mil pesos. Ambos se compraron a la corporación de bomberos de Querétaro.

“En junio estábamos moralmente muy mal porque no servía ninguna unidad; pero entonces llegó Peña Colorada y nos ofreció el apoyo económico de 100 mil pesos producto del torneo de fútbol que hizo (Copa Peña Colorada), que se sumó al pago del derecho de siniestralidad por parte del Ayuntamiento y seis meses de renta de la antena telefónica, lo que ajustó para comprarlo”, dijo.

Aclaró que un camión motobomba nuevo cuesta más de 2 millones de pesos, sin embargo no hay capacidad económica ni apoyo oficial para comprarlo.

Este camión de 27 años de uso, es la unidad más reciente que tienen los Bomberos de Manzanillo; el resto de las unidades tienen más de 30 años de vigencia y la mayoría no funcionan.