El doctor Alejandro Flores Figueroa, jefe del servicio de urgencias del Hospital de Zona Número 1 de Colima, señaló que durante las noches del 25 y 31 de diciembre las urgencias más atendidas son fracturas y traumas provocados por accidentes automovilísticos, alrededor de 10 casos por noche.

A la par, suben las urgencias por intoxicación alimenticia, gastritis (por el consumo excesivo de grasas e irritantes), esofagitis e intoxicaciones por bebidas alcohólicas; así como las crisis nerviosas debido a que muchas personas se deprimen en estas fechas. Comentó que en el caso de las “emergencias sentidas”, las cuales son situaciones que no implican un alto riesgo, la espera de los pacientes para ser atendidos puede ser hasta de una hora.

Por otra parte, dio a conocer que en general durante diciembre el servicio de urgencias atiende un alto número de  infecciones en las vías respiratorias altas y bajas por lo que pidió a la población abrigarse y tomar las precauciones necesarias. También pidió a quienes salgan a festejar en estas dos noches, estar alerta al conducir y tener un conductor designado.