Durante el operativo de vigilancia por la temporada vacacional de Semana Santa, se emprendieron 153 acciones de servicio al consumidor entre asesorías y conciliaciones inmediatas, informó la delegación de la Procuraduría Federal del Consumidor en Colima.

Como parte de las actividades de verificación, Profeco instaló módulos de atención en las centrales de autobuses de Colima y Manzanillo, así como en las playas de Boca de Pascuales y El Real en Tecomán, además en Cuyutlán y El Paraíso en Armería y finalmente uno más en Miramar, Manzanillo.

Realizaron más de 80 visitas de verificación a diferentes establecimientos comerciales con motivo de la temporada como agencias de viajes, líneas aéreas y camioneras; hoteles, restaurantes, bares, discotecas, estacionamientos públicos, así como tiendas de juguetes acuáticos, ropa de playa, artículos fotográficos y de electrónica, entre otros servicios y bienes turísticos.

En esas visitas únicamente se detectó un hotel que no exhibía tarifas de hospedaje a la vista del público, que fue corregido de inmediato.

Cabe señalar que durante la Semana Santa Se distribuyeron más de dos mil preciadores en diferentes establecimientos comerciales principalmente prestadores de servicios turísticos en las playas del Estado.

Con información de @felipeochoaagmx