El gobernador de Colima, Ignacio Peralta, anunció que se logró la captura de dos personas que habrían participado en el homicidio del alcalde de Ixtlahuacán, Crispín Gutiérrez Moreno, ocurrido la mañana de este viernes (20).

En rueda de prensa, el mandatario estatal detalló que los detenidos son originarios de Jalisco, que en el operativo que se montó con la participación de corporaciones de seguridad estatales y federales, se aseguró un vehículo Nissan Sentra con placas sobrepuestas de la Ciudad de México, un arma larga, dos armas cortas y cargadores.

Además, se dio a conocer que una persona más se dio a la fuga.

Narró que se suscitaron intercambios de balazos entre los presuntos responsables y las corporaciones de seguridad a la altura del entronque a Tecomán, en donde abandonaron la unidad que fue asegurada.

“Lamentamos y condenamos estos hechos arteros que perturban la tranquilidad y la paz social (…) en Colima estamos trabajando con nuestro máximo esfuerzo y al límite de nuestras capacidades”, mencionó.

Asimismo, señaló que seguirán las investigaciones hasta llegar a las últimas consecuencias, que no se descartará ninguna hipótesis y se abrirán todas las líneas de investigación que sean necesarias, además de dejar en claro que no habrá tregua en la lucha por la seguridad y que su compromiso “seguirá hasta restablecer la paz y la seguridad de la población, no habrá impunidad”.

Además, el titular del Ejecutivo estatal confirmó que el alcalde era acompañado por una persona que manejaba la camioneta en la que se trasladaba, la cual también resultó lesionada por impactos de bala, pero según la información de la Secretaría de Salud, ya se encuentra estable y fuera de peligro.

―¿El alcalde le había manifestado en algún momento temer por su seguridad?

“No, nunca solicitó que se le cuidara o se le protegiera de manera especial, aunque sí había solicitado apoyo en un par de ocasiones para atender el tema de la seguridad en su municipio por situaciones especiales”.

En ese sentido, se cuestionó al titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), José Guadalupe Franco Escobar, respecto al avance de las investigaciones de los asesinatos del delegado de Sedatu, Jaime Vázquez Montes, de Daniel Cortés de la Capdam, y del atentado contra el exgobernador Fernando Moreno Peña, y respondió que en este último caso ya están por girarse órdenes de aprehensión en contra de los implicados, mientras que los otros dos sucesos permanecen en líneas de investigación.

―¿Cuál es el avance con esas investigaciones?

“De lo que le puedo contestar respecto de cada caso en particular es que se siguen trabajando. En el caso del exgobernador, ya saben que hubo ahí el ejercicio de la acción penal de dos personas que previamente se habían tenido detenidos en la Procuraduría General de la República y a la postre fueron los que se les imputaron estos hechos y que ahorita está en una etapa de que se ejecuten las órdenes de aprehensión. Respecto de los otros temas que comenta se están trabajando y sí efectivamente están en líneas de investigación todavía”.

―¿Se tiene información respecto a la existencia de algunas otras amenazas en contra de funcionarios estatales o municipales?

“No tenemos nosotros ninguna denuncia en la procuraduría de que hayan sido amenazados algunos servidores públicos ni del estado ni de los municipios”.

La mañana de este viernes (20), la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) fue la instancia que confirmó, en un comunicado, el asesinato del presidente municipal de Ixtlahuacán, Crispín Gutiérrez Moreno, luego de que sujetos le dispararan cuando circulaba por la autopista Manzanillo-Guadalajara, a la altura de la comunidad de Loma de Fátima, en el municipio de Colima.

Tras este suceso, esta dependencia estatal impleementó un operativo especial de búsqueda y localización de los responsables de este hecho.

Posteriormente, el gobernador Peralta emitió un comunicado expresando sus condolencias a los seres queridos de Gutiérrez Moreno, y donde también aseguraba que ya había girado instrucciones al procurador estatal, para que se trabaje “de manera exhaustiva hasta dar con quienes resulten responsables y aplicar la ley con rigor”.

El de Gutiérrez Moreno es el tercer asesinato de funcionarios públicos en Colima desde el 6 de julio de 2016, cuando el entonces delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Jaime Vázquez Montes, fue atacado a balazos por los tripulantes de un vehículo cuando circulaba cerca del Jardín de San Francisco, en la capital de Colima.

Además, el pasado 9 de agosto, Daniel Cortés Carrillo, director de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Manzanillo (Capdam), fue abatido a tiros cuando se estacionaba frente a su casa en la colonia Infonavit, en este municipio costero.

Lee: Vinculan a proceso a dos presuntos asesinos del alcalde de Ixtlahuacán