El secretario de Infraestructura y Desarrollo Urbano (Seidur), Jesús Sánchez Romo, dijo que la primera etapa del Parque Metropolitano “La Campana” que se puso en marcha el 9 de noviembre, quedaría concluida, tentativamente, entre marzo y abril de 2018.

“(La obra) lleva su ritmo, porque al paralelo con los rescates, está un arqueólogo y el INAH rescatando al mismo tiempo que se va haciendo la obra, pero la verdad es que ya se ven avances considerables”, aseguró el funcionario estatal.

Lee: Se pone en marcha la primera etapa del Parque Metropolitano ‘La Campana’

Recordó que en esta primera etapa están trabajando en la parte que aparentemente tiene más vestigios arqueológicos, que es en la parte sur del parque y en la rivera del río, donde se están construyendo el orquideario, el punto de avistamiento de aves, los comedores, andadores peatonales, baños y plazoletas.

“Estamos rescatando todo, estamos trabajando alrededor de los vestigios y los que no podemos los tapamos, pero de la mano con el INAH eso es en la parte sur; en la parte norte prácticamente hacia el Tercer Anillo esa parte suponemos que hay menos vestigios y es para lo que se ocupa el escaner que se le dio en comodato al INAH, para que ya nos libere espacios”, apuntó.

Explicó que están por darle la capacitación al personal del referido Instituto sobre el uso del magnetómetro para que inicie con los trabajos en esa otra parte del parque y aclaró que de momento el ingreso está completamente cerrado al público por los vestigios que están sacando.

Obra de Calzada Galván avanza ‘en tiempo y forma’

En cuanto a la primera etapa de la remodelación de la calzada Pedro Galván de la capital colimense, donde se invierten 31 millones 800 mil pesos, explicó que la obra lleva un avance del 65 y el 70 por ciento y esperan que concluya en el mes de enero, como se había prometido.

Sánchez Romo mencionó que ya prácticamente se terminó de trabajar en la parte de las instalaciones subterráneas y dijo que lo más sencillo es la parte superior, que es lo que hace falta, por lo que la obra va en tiempo y forma, sin presentar retraso alguno.