Ernesto Márquez, alcalde de Armería, reconoció que ante los hechos de inseguridad que registra este municipio, los habitantes de las diferentes comunidades, e incluso de la propia cabecera municipal, evitan salir a las calles a partir de determinadas horas de la noche como una medida de precaución que han adoptado.

No obstante, negó que haya lugares en Armería en donde no se permita la entrada de personas que no pertenezcan a esos sitios, pues dijo que al menos ellos como autoridades o los propios elementos de la Policía Municipal, no han tenido ningún problema al respecto y hacen sus recorridos habituales.

“La ciudadanía puede andar caminando, obviamente que se toman precauciones ya después de las 8 o 9 de la noche ya la gente no sale a raíz de lo que está pasando, la gente misma se resguarda, buscan su forma de estar seguros, pero por la mañana la gente sigue laborando, a las 6 de la mañana ya hay gente trabajando, tenemos un trabajo muy especial que son los peladores de coco, que tienen que entrar a las 4 de la mañana y la gente sigue trabajando normal”, señaló.

Aunque también mencionó que incluso en la cabecera municipal después de las 11 de la noche se ve ya muy poca gente en las calles, “salvo algunos jóvenes que hacen caso omiso a las recomendaciones” que les hace la demás gente de no salir.

Finalmente, el presidente municipal armeritense informó que actualmente su Policía Municipal cuenta con 90 elementos y diez patrullas, de la cuales dos están en reparación, y estimó que para reforzar ese rubro y dar una mayor cobertura a todo el municipio requieren como mínimo 30 elementos más y adquirir otros cuatro vehículos, para lo cual tendría que hablar con el gobernador Ignacio Peralta, para que a su vez les ayude a gestionar los recursos ante la Federación.