El alcalde de Armería, Ernesto Márquez, solicitó a los diputados locales que lo apoyen con la asignación de más recursos en el próximo presupuesto y así poder contar con más elementos y patrullas, con la finalidad de dar una mayor cobertura en el tema de la seguridad pública a los habitantes de su municipio.

La solicitud la hizo el alcalde al acudir este martes (16) a una reunión con los legisladores, en la que, de acuerdo a la propuesta del diputado independiente Nicolás Contreras, los diez alcaldes y alcaldesas de la entidad tendrían que explicar en reuniones por separado las acciones que han aplicado en el tema de seguridad.

Según Márquez, su municipio cuenta actualmente con ocho patrullas, 80 policías y diez agentes de vialidad para atender las diez comunidades de la demarcación y sus 29 mil 500 habitantes, por lo que, dijo, “es difícil poderle dar cobertura a todo el municipio”.

“Aquí es (necesario) que el Congreso nos pueda apoyar para que también lleguen más recursos al municipio para cubrir más la necesidad de la población; estamos hablando únicamente del robo de productos del campo, pero también hay robos a casa habitación, hay la incidencia delictiva que es el narcotráfico”, refirió el edil.

Añadió que no obstante el poco personal y la falta de patrullas, el trabajo que su administración ha hecho hasta el momento, en coordinación con autoridades de los demás niveles de gobierno, ha dado como resultado que bajara la incidencia delictiva en 31.97 por ciento en comparación del periodo de 2012 a 2014 al tiempo que lleva al frente de esa administración, pues si bien ese primer periodo se registraron mil 936 hechos, desde el inicio de su gestión, en octubre de 2015, hasta el 15 de mayo de 2017, han sido mil 317.

A la pregunta del diputado priista Guadalupe Benavides, en relación a los programas de prevención del delito que se aplican, el alcalde aseveró que lo hacen sobre todo en aquellas colonias, escuelas y comunidades donde se tiene un mayor número de problemáticas, como la prostitución infantil, la violencia intrafamiliar, embarazos no deseados, entre otras.

Destacó además la necesidad de que se logre la homologación del salario de los policías a nivel estatal, pues mencionó que, en promedio, un policía armeritense gana 10 mil pesos mensuales, de manera que algunos han optado por colocarse en otras administraciones municipales porque les ofrecen mejores remuneraciones.

Posteriormente, en entrevista con los medios de comunicación, el alcalde reconoció que como mínimo su municipio requiere otros 40 agentes y al menos otras cuatro unidades para cubrir al 100 por ciento la necesidad de seguridad pública que tiene la población.

Abundó que anualmente reciben 17 millones de pesos del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios (Fortamun), de los cuales 14 millones los destinan directamente para pagar al personal de seguridad, por lo que sería necesario que se incrementara esa aportación o que se creara una partida extra a nivel estatal para poder contratar más personal.

A la comparecencia de Ernesto Márquez asistieron los diputados priistas Eusebio Mesina, Octavio Tintos, Federico Rangel, Guadalupe Benavides y Juana Andrés, así como el diputado independiente Nicolás Contreras; el diputado panista Crispín Guerra; y la diputada única del Partido Verde, Martha Meza.