El sacerdote Jorge Armando Castillo Elizondo, del templo de San Felipe de Jesús (El Beaterio) aseguró que los hechos de inseguridad y las carencias económicas fortalecieron más la esperanza y  la fe de los católicos en la natividad de Jesucristo,  ante ello consideró que hubo muy buena asistencia de fieles a las misas de Noche Buena y las celebradas durante este martes 25.

“Celebramos ante todo el nacimiento del Señor, que es Dios que entra en nuestra historia, y su venida es con todos sus dones, es el príncipe de la paz, la luz para nuestras vidas, y el mensaje más fuerte de la Navidad es tener esperanza seguridad confiando y buscando la gracia que viene de él que se ha acercado a nosotros con este nacimiento”.

Dijo que ante las condiciones difíciles que atraviesa el País, los fieles católicos de la Diócesis de Colima se muestran “hambrientos y sedientos de Dios”, por lo que aumenta su devoción e interés en acercarse a la Iglesia, incluso para cuestionar y pensar por qué esa divinidad “no hace nada y el por qué tanta injusticia”, por lo que el sacerdote afirma que la fe se ha mantenido.

“Dios está en medio de nosotros”, dijo confiado Castillo Elizondo, por lo que instó a que en estas fechas se aproveche fortalecer los valores, la unidad familiar y no olvidarse de la oración.

Con información de @Luis_tadeo