“Yo estaba a 7.5 kilómetros, afortunadamente la parte densa del flujo piroclástico bajó por la barranca de ‘La Lumbre’, nosotros estábamos a un costado (…) esto sumado a lo de Guatemala nos tiene que dejar una enseñanza: que los volcanes no tienen palabra de honor“, así recuerda el fotográfo Sergio “Tapiro” Velasco el haber estado en la primera fila de esta explosión, que cubrió a Colima en cenizas el 10 y 11 de julio de 2015.

Escucha todo lo que dijo en entrevista para Radiolevy:

Un grupo de amigos también vivieron la explosión muy de cerca, da click aquí para leer la historia.