El secretario de Turismo del Gobierno del Estado, César Castañeda, consideró que la alerta o recomendación del gobierno de los Estados Unidos de no viajar a Colima, no impactará la afluencia turística ni su derrama económica en la entidad.

En entrevista con RadioLevy, el funcionario estatal reconoció que sin los niveles de violencia e inseguridad registrados en Colima, la situación del sector turístico sería mejor, con un mayor atractivo para que se concretaran inversiones nacionales o extranjeras.

“Sin duda sería un factor mucho más atractivo, podríamos tener mucho mejores cifras, hay que poner las cosas en perspectiva”, señaló.

Sin embargo, Castañeda también mencionó diversas razones por las cuales cree que ante la emisión de la alerta de viaje estadounidense no habrá afectaciones para el sector, las cuales enlistamos a continuación:

 1. Turismo nacional 

El 95 por ciento del turismo que Colima recibe es nacional, por lo que cambios en el turismo internacional impactan poco en los datos globales del estado.

 2. En otros estados también hay violencia 

El turismo nacional proviene de otros estados del país en los que también hay problemas de violencia e inseguridad ligados a disputas del crimen organizado.

“El cliente nacional que viene de Jalisco, Guanajuato, de la Ciudad de México, Michoacán, o los estados del norte, no son ajenos a una situación similar en sus propios estados. Evidentemente sería mucho más deseable que no existiera, tendríamos resultados más interesantes”, mencionó.

 3. No hay ataques contra turistas 

A diferencia de otros países, en México, y en específico el caso del estado de Colima, no se han dado casos de afectaciones de la violencia y la seguridad a los visitantes internacionales.

“A diferencia de otros destinos a nivel internacional, donde son atacados directamente turistas, en México y en Colima no pasa esto… México logró alcanzar el octavo lugar como país más visitado del mundo, los flujos continúan creciendo, se tiene una tendencia positiva”.

 4. No es la primera vez 

Ya había estado Colima en este nivel de alerta para el Departamento de Estado, sin afectaciones para la afluencia turística en la entidad, mencionó.

 5. Sin alerta, ¿turismo estaba bien? 

De acuerdo al secretario, cuando no se ha estado en este listado, los resultados turísticos no fueron muy positivos, por lo que a la inversa no tendría por qué haber resultados negativos.

“Cuando Colima tenía una situación e gran tranquilidad no necesariamente estábamos teniendo tan buenos números porque faltaba promoción”.

 6. Ocupación, derrama y recaudación han crecido 

También explicó el funcionario estatal que, como dio a conocer el gobernador este jueves (11), la afluencia, el porcentaje de ocupación hotelera y la derrama económica han crecido con independencia de lo que muestren los indicadores de incidencia delictiva.

Incluso, dijo que si alguien tuviera dudas de las cifras anteriores, pues son calculadas por el propio gobierno, la recaudación por el Impuesto por la Prestación del Servicio de Hospedaje habla por sí sola y ha crecido de 14.5 millones de pesos en 2015 a 21 millones en 2017, lo que representa un crecimiento de 44.8 por ciento.