Carlos Eduardo Barreda Cedillo, corredor público número 3 del estado de Colima, destacó en entrevista con RadioLevy cinco de las principales funciones de un corredor público, además de la diferencia primordial entre un experto en su tipo y un notario público.

A continuación te presentamos lo que él nos dijo:

1. Avalúos

“Podemos valuar bienes, derechos, obligaciones, cualquier cosa que sea susceptible de valuación, desde inmuebles hasta intangibles”, añadió.

2. Asesoría jurídica

“También tenemos la facultad de ofrecer asesoría jurídica en materia mercantil”, indicó.

3. Arbitraje

El corredor público puede fungir como árbitro para solucionar controversias entre comerciantes.

“Alguien compra una mercancía y resulta que no es de la calidad o características que se necesitaban, el código de comercio te ofrece en el título 4o un procedimiento de arbitraje mediante el cual, si las partes se someten a este procedimiento, pueden, a través de la intervención de un árbitro, dirimir la controversia y llegar a una resolución”, explicó.

4. Fe pública sobre hechos y actos mercantiles

“La ley menciona la fe pública primero en su ámbito general donde dice que el corredor público podrá intervenir con fe pública para cualquier tipo de actos de naturaleza mercantil, como contratos de compraventas, certificar copias de documentos mercantiles, realizar una fe de hechos para notificar un adeudo, etcétera”, destacó.

5. Cotejar copias de actos mercantiles.

Diferencias Corredores vs Notarios

—¿Cuál es la diferencia entre un corredor público y un notario público?

“El corredor público es un licenciado en derecho que la secretaría de economía habilita para que ejerza diferentes funciones, entre ellas está la de la fe pública, que es la que ha llevado a generar una confusión entre las personas de qué hace uno y qué hace otro”.